Menos personas deberían tomar estatinas.

Nuevas calculadoras  de riesgo podrían hacer que menos personas tomen estatinas en prevención primaria.

Un nuevo estudio publicado en JAMA Internal Medicine (1), examinó el impacto potencial de la adopción generalizada de la calculadora PREVENT , que fueron publicadas por la Anmerican Heart Association en noviembre de 2023 para actualizar las calculadoras de riesgo de IAM o ACV a 10 años.

A nivel poblacional, el número de adultos a los que se recomienda recibir estatinas podría disminuir de 45,4 millones a 28,3 millones.

Al mismo tiempo, el estudio mostró que la mayoría de las personas a las que se les recomendaría tomar estatinas no las toman actualmente.

Quizás, esta sea una oportunidad para reorientar nuestros esfuerzos e invertir recursos en las poblaciones de pacientes con mayor riesgo.

Para su análisis, el equipo utilizó datos representativos de todo Estados Unidos de 3785 adultos de 40 a 75 años que participaron en la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición de enero de 2017 a marzo de 2020.

Los investigadores estimaron el riesgo a 10 años de enfermedad cardiovascular aterosclerótica, utilizando las ecuaciones de predicción del riesgo de EVENTOS de enfermedades cardiovasculares (PREVENT) y compararon los resultados con el riesgo estimado utilizando la herramienta anterior, conocida como ecuaciones de cohortes agrupadas (PCE).

 

Las ecuaciones PREVENT fueron desarrolladas por la American Heart Asociation para representar con mayor precisión el riesgo en la población actual de EE. UU., ya que las ecuaciones PCE se basaron en datos de pacientes que tenían décadas de antigüedad y carecían de diversidad.

 

PREVENT también refleja conocimientos más recientes sobre la biología de la enfermedad CV.

 

El uso actual de estatinas, así como las enfermedades metabólicas y renales, se incorporan al nuevo cálculo, mientras que  se ha eliminado la raza del mismo, lo que refleja una creciente conciencia de que la raza es una construcción social.

 

Usando PREVENT, el equipo encontró que entre toda la cohorte del estudio, el riesgo de desarrollar enfermedad CV a 10 años era del 4%, la mitad del riesgo calculado por el PCE (8%).

La diferencia fue aún mayor para los adultos negros (5% vs 11%) y para los adultos entre 70 y 75 años (10% vs 23%).

 

Se estima que a 4,1 millones de pacientes que actualmente toman estatinas ya no se les recomendaría que las tomen basándose en PREVENT.

Para estos pacientes y sus médicos, la comunicación clara y cuidadosa es clave.

La gente no debería pensar que en el pasado la trataron incorrectamente.

Fueron tratados con los mejores datos que teníamos cuando se introdujo el PCE en 2013.

Los datos han cambiado.

Al mismo tiempo, es importante señalar que el riesgo de todos inevitablemente también cambiará con el tiempo, añadió.

Para un paciente que ahora sabemos que tiene un riesgo menor de lo que pensábamos anteriormente, si le recomendamos que deje de tomar estatinas, aún podría volver a tener un riesgo mayor dentro de cinco años, por la sencilla razón de que el riesgo de todos aumenta a medida que se envejece.

 

Referencia:

Loading

Deja una respuesta

Imprimir
×